El ámbito de la monodía litúrgica. Canto gregoriano

Aunque la música tenga con nuestros impulsos tal comercio y connivencia, nos resultaría muy difícil establecer claramente sus modalidades, a pesar de que no ignoramos que si se apodera de nosotros es por cierta secreta semejanza.»

EL ÁMBITO DE LA MONODIA LITÚRGICA


742 Crodegango, obispo de Metz. Influencia de san Bonifacio, reformador reli- gioso de Germania. Concilios francos. 751 Pipino el Breve, rey de los francos. 753-754 Misión de Crodegango. Viaje del papa Esteban II a Galia. 760 El papa Paulo I envía un Antifonario a Pipino el Breve. 765 En Rouen, estancia del cantor romano Siméon. En Metz, instauración de la liturgia y la cantilena romanas. Regla de los canónigos, reforma del coro, schola cantorum. 768 Carlomagno, rey de los francos (prolonga la reforma eclesiástica y litúrgica de su padre). 772 El duque Tassilon impone el canto romano en Baviera. 775 Consagración de Saint-Denis. 782 Alcuino en la corte de Carlomagno. Esplendor de la abadía de Corbie (Ada- lard abad). 785 Paul Warnefrid constata que Metz no sigue el canto de Roma. 789 Admonitio generalis (decretos reformadores de Carlomagno). Construc- ción de la abadía de Centula-Saint-Riquier. 796 Alcuino en Tours. h. 799 Tonario de Saint-Riquier (latinización de los nombres griegos de los modos). 800 Carlomagno, emperador. ¿Un De musita de Alcuino? 805 Nuevos edictos reformadores. 814 Muerte de Carlomagno. 814 Llegada de Luis el Piadoso. 816 Concilio de Aquisgrán. Acción reformadora de Benito de Aniano (t821). 819 De clericorum institutione de Rabano Mauro (Fulda). Obra de Ama- lario. 822 Penitencia pública de Luis el Piadoso. 823 Liber officialis. 831-832 Amalario en Roma: Liber de ordine antiphonarii. 835 Primeras incursiones de los daneses. 841 Walafrid Strabon constata que la cantilena romana está bien implantada pene tota Francia. 842 Juramentos de Estrasburgo. 843 Reparto del Imperio. A partir de este momento la tradición occidental y la tradición oriental del repertorio gregoriano evolucionan de forma independiente. El canto romano atraviesa los Alpes Todo intento de describir la historia del canto gregoriano se organiza en torno a un hecho decisivo cuyo alcance cultural ya hemos sugerido: la «romanización» de la liturgia en el reino franco y el imperio carolingio.




Los liturgistas carolingios, muchas veces perplejos ante las indecisiones que descubren en la propia Roma, consagrarán sus esfuerzos a «recopilar» —es la gran palabra de la época—, reproducir y reformar los libros romanos (sacramentarios, antifonarios, ordines, leccionarios…), dando cuerpo a una liturgia romana más «romana», en cierto modo, que la de Roma. La figura de Gregorio el Grande, que se convierte en el compilator antiphonarii (o también el compositor, aunque el término es casi equivalente), vendrá a llenar la distancia que se crea entre el uso romano y su reforma carolingia, y dará su nombre al repertorio reelaborado y original que saldrá de ella.

Adoptar, adaptar Es difícil imaginar lo que pudo representar, para los cantores francos, germanos o aquitanos, la adopción de un nuevo antifonario. Porque no se trataba solamente de un texto, de un ordo litúrgico nuevo, sino de un repertorio de cantos particularmente extenso que había que adoptar íntegramente, por decisión de las autoridades eclesiásticas. No cabe duda de que la implantación imperativa del repertorio romano sobre el territorio del Imperio supuso un elemento de ruptura y de discontinuidad. En las crónicas aparecen múltiples alusiones a los intercambios musicales de libros, de cantores instructores y de cantores «en prácticas» que se produjeron entre los centros difusores de la reforma. La impresión general que se desprende es que Metz (donde se formarán, por ejemplo, Sigulph de Ferriére, alumno de Alcuino, y también Ama-lario) tiende a suplantar a Roma como centro de referencia y formación. Por otra parte, las diversas leyendas que se forjaron en torno a los intercambios entre las iglesias galas y Roma, confrontadas con testimonios más serios de Warnefrid, Einhard, Walafrid Strabon o Ama-lario, parecen testimoniar más bien un estado crónico de divergencia entre ambos centros difusores, o al menos la aparición de un conjunto de dificultades en la transmisión, la práctica y el aprendizaje de la cantilena romana. Son precisamente las incertidumbres y dificultades propias de este trasplante y aclimatación las que llevarán por reacción a los hombres del imperio carolingio a recopilar y estabilizar su propia versión, que no tardarán, por otra parte, en confiar a la escritura. Sin embargo, es necesario hacer una clara distinción entre el ámbito del gradual, o antifonario de la misa, y el del oficio diurno y nocturno. Estos dos ámbitos, aunque tienen en común el calendario general de las fiestas y los tiempos litúrgicos, no evolucionan de la misma manera. La organización del oficio de las horas (cursus) es mucho más flexible y variable y se halla sometida a reformas frecuentes, tanto en Roma como en el territorio del Imperio. La ordenación general de la misa está, en cambio, más estabilizada. Cronología de la instauración del rito romano en Hispania538 Carta del papa Virgilio al metropolitano de Braga en la que queda constancia de la adopción del rito romano por la Iglesia gallego-lusitana. 800 Muerte de Elipando de Toledo, defensor de la liturgia hispánica frente a las intenciones de Carlomagno de imponer el rito romano en Hispania. Elipando, declarado hereje en el Concilio de Ratisbona, y sobre la liturgia hispánica caen también sospechas de herejía. s. x Formación de la Marca Hispánica: Cataluña adopta. como el resto del Imperio, el rito romano. 918 El papa Juan X aprueba la liturgia hispánica, despejando las sospechas de herejía que habían recaído sobre ella. 1067 Tras la misión de Hugo Cándido, el monasterio navarro de Leyre adopta el rito romano. 1071 Como afirmación de la sumisión del Reino de Aragón a la Santa Sede, el monasterio de San Juan de la Peña adopta el rito romano. 1074 Bula de Gregorio VII a los reyes Alfonso VI de Castilla y León y a Sancho Ramírez de Aragón instándoles a abolir el rito hispánico en sus reinos. 1077 Juicio de Dios, en el que se enfrentan dos caballeros representando, respectivamente, al rito romano y al rito hispánico. Gana el rito español. 1079 El monasterio de Sahagún (León) adopta la regla cluniaciense y el rito romano. 1080 Concilio de Burgos, en el que todos los obispos castellano-leoneses adoptan el rito romano. 1086 Tras la conquista de Toledo, el obispo dom Bemardo impone el rito romano en su iglesia catedralicia, aunque se permite la existencia de parroquias de rito mozárabe en la ciudad. Fin del artículo EL AMBITO DE LA MONODIA LITURGICA. El canto gregoriano. Fuentes: Internet. Libros: Historia de la Música.

#Historiadelamúsica

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square